La más importante de las virtudes, la valentía

No obres como si fueras a vivir mil años; obra como si el fin estuviera muy cerca.

El Español tiene una palabra que me encanta para referirse al valentía, gallardía. ¿Qué te imaginas cuando digo, un hombre gallardo? Yo me imagino un hombre, o una mujer, que no le teme a lo que quiere, tampoco le teme a las limitantes, me imagino una persona en movimiento hacía lo que puede llegar a ser, a lo que puede llegar a ganar.

Son cuatro las virtudes estoicas: la templanza, la sabiduría, la justicia, y la valentía. El valor me parece la más importante de todas. ¿Por qué? Porque no puedes aplicar las demás si no eres valiente primero.

Vivimos en la época de la ansiedad. La ansiedad es miedo. Así que vivimos en un mundo con mucho miedo. Miedo del Coronavirus, miedo de la incertidumbre financiera, miedo a estar solos, miedo a todo. El miedo te detiene, hace que no te quieras mover, dejas tus metas de lado. Es más, se te olvidan cuáles son tus metas y empiezas a vivir con el miedo en el volante.

Pésima decisión, dejar que el miedo maneje. Te va llevar a estrellarte, o a querer estrellarte.

Hace algunos días que comencé a leer un libro de superación personal, se llama el hábito de la valentía. No lo recomiendo muchísimo, pero tiene varias ideas que me hicieron pensar sobre la valentía. Me di cuenta de que he estado viviendo con miedo, y ni si quiera me daba cuenta.

Vives con miedo cuando pierdes de vista la mejor vida que podrías tener. ¿Cuál es tu vida ideal? No pensamos esto mucho. En su lugar, vivimos de una manera en que las cosas malas no pasen. Cuidando siempre nuestros retrovisores, cuidando siempre no chocar. Pero al pasar tanto tiempo con la cabeza ocupada en estas cosas, se nos olvida hacía donde queremos ir. Algo similar me estaba pasando.

Da miedo aventarse a poner un negocio. En especial cuando ya has vivido negocios antes que no hayan tenido éxito. Este miedo sirve sin duda, yo lo llamaría cautela, y esta te detiene de hacer las estupideces que hiciste en el pasado. Pero si se debe de pensar en lo que se quiere, y se tiene que ser gallardo al respecto. Sin miedo ni vergüenzas.

Esta es la valentía, y curiosamente, esta es una de las virtudes del Estoicismo. Virtud, cuando te hablan de esta palabra piensas en una persona humilde, una monja o un monje muy virtuoso. Pero la verdad es que no lo es. El gallardo es virtuoso. En el sentido en el que es honesto. Sabe lo que quiere, y no le da pena expresarlo ni trabajar por ello. Al mismo tiempo, puede ser justo, y ligar sus deseos y aspiraciones al bien mayor. Para que no solo le den placer, satisfacción y que cubran sus necesidades a el solamente, sino a los demás también.

La valentía se necesita porque necesitamos hombres que piensen que pueden ganar sin tener que ser injustos. Hombres y mujeres que practiquen un estilo de vida que le de orgullo a todos sus demás colegas humanos.

Primero nos tenemos que atrever a vivir la mejor vida, y no me refiero solo en términos monetarios, sino en todos los sentidos. Lo interesante es que nadie te puede privar de intentarlo. Es una decisión, completa y absolutamente sobre tu control. LA virtud es lo más importante, dicen los estoicos, por lo que, consigas o no consigas lo que deseas, el solo acto de la gallardía te será suficiente. ¿Por qué no lo intentas?

Gracias por leer este artículo! Quieres recibir el próximo en tu correo electrónico? Suscríbete.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s