La premeditación de los males

“Enfrentarse contra el peor escenario le quita gran parte a su poder de provocar ansiedad. La felicidad alcanzada a través del pensamiento positivo puede ser fugaz y frágil, la visualización negativa genera una calma mucho más confiable”. — Oliver Burkeman

¿Qué podría salir mal?

Esta no es una pregunta que no se escucha a menudo. Creo que eso está mal.

Cuando vas a poner un negocio, no te imaginas todo lo que podría salir mal o lo que podría simplemente no pasar, como no tener ventas. No, normalmente imaginas todos los porqués de porqué tu idea es tan brillante. Imaginas que tendrás filas y filas de clientes y que todos hablaran de tu negocio. Todo encaja perfectamente. Es hora de apostarle.

Imaginar tu negocio de manera positiva no tiene nada de malo. Todo lo contrario, para poder llegar a tener un éxito de negocio, debes poder imaginarte su éxito. Lo que sí está mal es no preguntarte las razones por las cual no podría ser un éxito rotundo, ya que estas, a diferencia del feliz embragamiento del pensamiento positivo, son más sobrias y te anclan mucho mejor en la realidad.

Preguntarte porqué algo podría salir mal o porqué no podría funcionar es un ejercicio estoico antiguo. Lo estoicos lo llamaban premeditatio malorum, lo que nosotros conocemos como la premeditación de los males.

Recuerdo hace algún tiempo que tuve la idea perfecta. Vender ceviche un domingo en la presa. La presa de mi ciudad, es un lugar en donde la gente va a pasar su domingo, por lo que se aglomera. Joven y ambicioso, le conté a un amigo que con una muy modesta inversión íbamos a poder hacer mucho dinero vendiéndole ceviche a los paseantes de la presa. La idea era solida y fácil de ejecutar, por lo que al próximo domingo estábamos mi amigo y yo sentados en la caja de mi camioneta con una cazuela gigante llena de ceviche y tostadas para vender. Vendimos 10 tostadas. Planeábamos vender por lo menos 300. Llegué de vuelta a mi casa con una cazuela de ceviche entera y sin dinero.

Pero si la idea era fantástica! Claro, pero no contábamos con que el sol iba a ser tan fuerte, que no solo daba la impresión de que el ceviche estaba echado a perder, sino que también era imposible comerse una tostada sin sombra.

Nunca pensamos en eso.

Pesimismo Optimista

Cuando te digo que te preguntes porque algo podría salir mal, no te lo digo como un pesimista y un aguafiestas, te lo digo como un optimista y como alguien que quiere que las cosas pasen.

El optimismo puro y mental no trabaja muy bien con la realidad. La realidad es caótica y no va a seguir tus deseos mentales si estos no están anclados dentro de lo posible y lo probable. Lo mejor que se puede hacer es trabajar de cerca con la realidad. Esto se logra mediante la via negativa, por medio del pesimismo optimista.

No se debe dejar de pensar en las cosas que queremos que pasen, lo que se debe hacer es cambiar el como hacemos que pasen, y además estar preparados por si no llegasen a pasar, lo cual también puede ser.

Estoy preparado para enfrentar cualquier cosa que suceda y también estoy listo para hacer el trabajo necesario en este momento para asegurarme de no desperdiciar energía en problemas que podrían haberse resuelto con anticipaciónDaily Stoic

La Via Negativa

“No podemos explicarlo todo. Sabemos más sobre lo que algo no es que sobre lo que sí es. Si no hubieramos inventado una palabra para el color azul, este todavía habría existido en la realidad. Solo habría estado ausente en nuestra lingüística. Pero como no tendríamos una palabra para describirlo, no podríamos definirlo ni comprenderlo. Pero aún podríamos decir lo que no es. No sería naranja. No sería un elefante, etc. Este método de conocimiento es más verdadero y más riguroso que el conocimiento positivo “. — Nassim Nicholas Taleb

La via negativa es la llegada al conocimiento mediante la negación de las cosas. Es el famoso menos es más.

La mejor manera de obtener una buena idea, la mejor idea, es desechando todas las malas ideas. Esto es mucho más sencillo, pues es más fácil saber porque algo no podría funcionar que porque sí podría funcionar. Es parecido a una depuración, para llegar a las ideas más puras.

Ahora, este ejercicio se puede llevar hasta cierto punto, nada es certero. Sin embargo, no hay nada que te llevé con más seguridad hacía donde quieres ir que la via negativa.

Cuando le preguntaron a Miguel Angelo como es que había logrado concretar su gran obra maestra, El David, el respondió: quitando todo lo que no era David de la piedra.

En conclusión.

No le tengas miedo a pensar porque algo no podría funcionar y que tendrías que hacer si no llegase a suceder. Enfrentar la realidad de la manera más sobria posible te dará mucha más calma que esperar a que algo vaya de una u otra manera.

Quita la confianza que tienes en lo externo y deposítala en ti y en tu hablidad para manejar al vida.

Hasta la próxima,

Ricardo Guaderrama

Gracias por leer este artículo! Quieres recibir el próximo en tu correo electrónico? Suscríbete.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s